El primer gran incendio forestal del año en España, que obligó a desalojar a unas 1.500 personas y ya quemó 3.000 hectáreas, avanza de forma descontrolada en el este del país en medio de condiciones meteorológicas muy cálidas con respecto a la época del año, informaron hoy autoridades locales.
Avanza sin control el primer gran incendio forestal del año en España
«Estamos enfrentándonos a un incendio más propio del verano», señaló en la radio pública RNE Manolo Nicolás, vocero de los bomberos de Castellón.

Unos 450 bomberos, apoyados por 22 medios aéreos que descargaban agua sobre las llamas en un clima caluroso, más acorde al verano que al comienzo de la primavera que atraviesa el país europeo, informó en Twitter el Gobierno regional de Valencia.

El fuego, que comenzó la tarde del jueves en Villanueva de Viver, en la provincia valenciana de Castellón, obligó a desalojar a 1.500 personas en ocho municipios de las regiones de Valencia y Aragón, señaló la vocera del Gobierno valenciano, Aitana Mas.

«Seguimos pendientes y preocupados del incendio», que ya calcinó unas 3.000 hectáreas en un perímetro de 30 kilómetros, detalló Mas, según informó la agencia de noticias AFP.

Manolo indicó que se juntaron «los ingredientes perfectos para tener un incendio de estas características», tales como una vegetación reseca, debido a la inusual escasez de humedad en el ambiente en los últimos meses, y una «gran cantidad de combustible» vegetal en los bosques, dijo Nicolás.

La zona que despierta mayor preocupación es la aledaña a Montanejos, una localidad turística que tenía los hoteles llenos y que tuvo que ser desalojada preventivamente, según indicó a RNE su gobernador, Miguel Sandalinas.

Según sus palabras, los 30 grados que azotan al país corresponde a una temperatura de julio «en pleno marzo» y atribuyó las inusuales condiciones al «cambio climático».

Otro factor contraproducente es el viento, que dificulta la labor de extinción de los focos ígneos.

En 2022, en un año de incendios especialmente malo en Europa, España fue el país más afectado por el fuego, con casi 500 focos que devoraron más de 300.000 hectáreas, según el Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales (Effis). AFP. TELAM. EP. EL PAIS.